Mezcal y Gastronomía: Conquistando paladares mexicanos.

Mezcal y Gastronomía: Conquistando paladares mexicanos.

El uso de algunas bebidas alcohólicas para cocinar es muy común, y útltimamente el mezcal parece ser un ejemplo: Desde donas artesanales de mezcal y chocolate de mesa hasta cortes de carne bañados en salsas y moles con el fabuloso sabor de esta bebida.  

 

El uso de algunas bebidas alcohólicas para cocinar es muy común, y útltimamente el mezcal parece ser un ejemplo: Desde donas artesanales de mezcal y chocolate de mesa hasta cortes de carne bañados en salsas y moles con el fabuloso sabor de esta bebida.  

En los últimos años el mezcal ha ido ganando mayor popularidad en el mercado, en especial entre los jóvenes, y tras convertirse en una bebida exitosa a la par del tequila, esta ha comenzado a incrusionar en el mundo de la gastronomía al aportar un aroma único a los platillos.

Desde simple maridaje hasta ingrediente sorpresa el mezcal tiene como escenario protagónico casi cualquier platillo que cruce por nuestra creativa mente: 

-Botanas: No pueden faltar en cualquier reunión, evento, comida. No son el platillo fuerte, pero sí son el imprescindible para que una comida se sienta completa. ¿Con qué maridará perfecto un mezcal? Nos aventuraríamos a decir con todo, pero vamos a centrarnos en el guacamole, los ceviches, unos sopecitos, varierdades de queso y, cómo no, unos chapulines con un toque de limón y chile.

-Platos fuertes: Su implementación a la hora de cocción es la misma que tendríamos con el tequila, ron o vino. ¿Su perfecto acompañante? Pueden ser cortes de carne, asados preferiblemente para que se combinen los ahumados del carbón y la tierra. 

-Moles y salsas de chile seco: Quizá por las pinceladas de cacao que se notan en boca, quizá por la combinación de chiles que se eligen, quizá porque los frutos secos también pueden encontrarse en el mole, el mezcal -a ser posible reposado- balancea el dulzor-picante con el ahumado. Un reposado, además, aporta al plato vainillas, tostados y maderas, que hacen que el mole o la pasta de chiles explote en boca. ¡No te arrepentirás!. 

-Postre. Desde usarlo como sustituto de otros licores hasta experimentar con duplas de sabor como alguna creación chocolatada. El ahumado característico del mezcal hacen que resalte las notas dulces y terrosas haciendolo ideal para flanes, pasteles y betunes. Si no eres de postre, el café y el mezcal se convierten en una dupla perfecta en boca, ayudándose a potenciar los sabores de ambas bebidas.  

Si no te atreves a experimentar en tu propia cocina puedes probarlo fuera de casa pues ha ido ganando terreno con su popularidad y seguramente en más de algún restaurante de gastronomía contemporanea mexicana podrás encontrar un platillo que utilice al mezcal como ingrediente estrella. 

Déjanos tus Comentarios

Comparte con tus amigos

También podría interesarte...

Artículos

16 Apr 2019

¿Te apasiona el Tequila, el Cine y el Periodismo?

Dale click al link para conocer los dos concursos para promocionar la cultura en torno al Tequila.

https://www.crt.org.mx/

Ver más >